Diana Fabre y Tía Cayita

Veracrúz, México
Fotografia: Diana Fabre / Texto: Axochitl Nicte-Há
Publicado en mayo, 2015

Diana Fabre Olvera es originaria del Distrito Federal y ha creado una perfecta armonía entre viajar y aprender. Estudió “Antropología Histórica” en Xalapa, Veracruz; fotografía en la ENAH y en el Instituto Cultural Realia. Su portafolio e investigación le abrieron la puerta en la Fundación Pedro Meyer para ser becaria durante el diplomado “Fotonarrativa y Nuevos Medios” que imparten en colaboración con la World Press Photo. Trabajó en la Escuela de Fotografía Creativa de la Habana, por mencionar algunas cosas formales.

Uno de sus objetivos es conjuntar los lenguajes visuales que narran los textiles: su historia, su significado, su contexto y, poder capturarlos a través del documento fotográfico.

Se adentró en este arte nahua-popoluca con la intención de conocer y aprender la técnica del telar de cintura de las manos de Leocadia Cruz Gómez, o como se le conoce de cariño: Tía Cayita. El telar de cintura es una de las técnicas más representativas del quehacer textil tradicional en el sur de Veracruz.

Tía Cayita aprendió a tejer a los ocho años en telar de cintura y actualmente continúa con esta tradición. Imparte talleres con el objetivo de compartir y recuperar la identidad de su pueblo. Para ella es importante que esta técnica de origen prehispánico no se pierda y con sus talleres logra que más gente se interese por el telar de cintura y por el arte textil tradicional.

Ganó el Premio Nacional de Ciencias y Artes en la categoría de Artes Populares en 2006 y con el dinero creó el Centro Cultural Nigan Tonogue Cosoleacaque, donde se realizan actividades culturales de todo tipo.

Al crecer la cercanía entre ellas, Fabre se interesó no solo en la forma de tejer los hilos sino en la forma en que estos se relacionan con el contexto y el paisaje en el que se tejen.

Su forma de reflexionar el textil, está relacionado directamente con las enseñanzas de Tía Cayita, que no solo enseña a tejer sino a comunicarse con el entorno a través del arte textil, creando lazos entre generaciones, familias, oficios y manifestaciones culturales de su comunidad.

En la interpretación de Diana, la riqueza de la trayectoria de Tía Cayita no solo recae en la intención de revalorizar un oficio ancestral que dialoga con el contexto contemporáneo, sino en la re-significación que hace Tía Cayita de su papel como mujer, dentro de su familia y su comunidad, por medio de la creatividad y el trabajo colectivo.

En palabras de Diana la formación y trayectoria como luchadora social de Tía Cayita, se ha consolidado y rendido frutos a través de la enseñanza del arte textil tradicional, a mujeres de muchas generaciones y contextos que confluyen mientras se tejen hilos de colores. Pero la revitalización del oficio textil que logra Tía Cayita es solo una de muchas hebras que ha hilado para relacionarse con el mundo de otra forma.

Es la fotografía el lenguaje que Diana utiliza para dialogar con los hilos y su contexto, con Tía Cayita, su trabajo como mujer, artista textil y gestora cultural. Es el medio que encontró para compartir su forma de ver y vivir este acercamiento que tiene con el Sur de Veracruz, antes tan lejano y ahora tan esencial en ella.

Pueden ver más de su hermoso trabajo en: http://lafabre.portfoliobox.es/